Dónde Visitar el Stonehenge de Wichita (Y 7 Datos Curiosos Sobre el Primer Día de Invierno)

0

Read it in English

El invierno evoca una época de calma y descanso. Cuando pienso en el invierno, pienso en libros que se leen bajo el abrigo de una manta gruesa y suave, en tazas de café que calientan manos y alma. Pienso en la alegría que sienten mis hijos imaginando sus próximas aventuras en la nieve, en baños calientes, en gorros y guantes tejidos. También pienso en la Navidad cuando pienso en el invierno, pero eso es algo nuevo para mí: la Navidad blanca y fría dejó de ser para mí familia “algo que sólo se ve en las películas” y se transformó en algo real desde que nos mudamos a los Estados Unidos, cuatro años atrás.

Amo el invierno. De hecho, me encantan las cuatro estaciones y el ritmo que marcan en la naturaleza y en nosotros mismos. En ese sentido, veo el invierno como un tiempo en el que crece una fuerza interior que sólo será visible la primavera siguiente. Un momento de pausa y tranquilidad para prepararse para el florecimiento de la vida. Me encanta el invierno ¡y no puedo esperar a que comience cada año!

1. El invierno comienza dos veces al año

Sí, leíste bien. El primer día de invierno es cuando ocurre el solsticio de invierno, es decir, cuando uno de los polos de la Tierra está más inclinado hacia el lado opuesto al sol. Esto sucede dos veces al año: una vez para cada hemisferio. Aquí, en el hemisferio norte, el solsticio de invierno ocurre el 21 de diciembre, pero para el hemisferio sur el primer día de invierno es el 21 de junio.

2. El primer día de invierno es el día más corto del año

El día del solsticio de invierno es el día más corto del año, aquel en el que vamos a tener la menor cantidad de luz solar. ¡La buena noticia es que a partir de ahora eso mejora!

Hace dos años experimenté el solsticio de invierno más corto de toda mi vida: estábamos en Alaska visitando a nuestros amigos, ¡y ese día el amanecer ocurrió después de las 8 am y el atardecer a las 3 pm! Por estar más cerca del Polo Norte, los cambios son más rápido allí y dos semanas después, el cielo seguía iluminado a las 5 de la tarde.

3. El primer día de invierno no es el día más frío (pero podría serlo)

Incluso cuando el primer día de invierno es el día más corto del año y el que recibe la menor cantidad de energía térmica del sol, por lo general no es hasta mediados de enero cuando tenemos las temperaturas más frías. Sin embargo, los científicos dicen que el día más frío del año podría ser cualquiera entre mediados de diciembre y mediados de enero, por lo que técnicamente es posible que el día más frío y el más corto sean el mismo.

4. Hay dos tipos de invierno

Hay dos tipos diferentes de invierno: el invierno astronómico y el invierno meteorológico, y ambos comienzan en un día diferente.

Para los astrónomos, el invierno comienza con el solsticio de invierno, pero para los meteorólogos, las cosas son un poco diferentes: ellos se ocupan de las temperaturas y las tormentas de nieve. Necesitan poder comparar temperaturas para el mismo mes cada año, por lo que tiene sentido que, para ellos, el invierno empiece el 1 de diciembre y termine a fines de febrero cuando la temperatura es un poco más cálida.

5. En el pasado, el solsticio de invierno marcaba el final del invierno (¡y no su comienzo!)

Eso suena un poco loco, ¿verdad? Al menos, la primera vez que lo escuchas, es difícil encontrarle sentido.  ¿Pero es en realidad descabellado?

Para muchas culturas antiguas, el invierno representaba la muerte y el peligro, la estación del año que hacía más dura la lucha por sobrevivir. Para ellos, una señal de que el invierno terminaba era motivo de celebración y un momento de regocijo espiritual. Si pensamos que después del solsticio de invierno los días solo se alargan, tiene sentido pensar que ellos consideraran que ya había pasado lo peor. Entonces, cuando celebraban el solsticio de invierno, no lo hacían porque que se acercaba el invierno, sino porque estaba terminando.

Hay varios sitios arqueológicos que, según los investigadores expertos en el tema, fueron construidos para celebrar el solsticio de invierno: probablemente Stonehenge en Inglaterra es uno de los más conocidos, pero hay monumentos similares en Irlanda, Escocia y Alemania en Europa y otros más cercanos a nosotros, como Tulum, en México y Nazca, en Perú.

6. El solsticio de invierno no se puede ver 

Técnicamente, no podemos “ver” el solsticio, pero sí es posible ver sus efectos.

Notamos cómo las horas de luz solar han ido disminuyendo y después del solsticio de invierno, vuelven a aumentar. Además, tu sombra al mediodía será más larga durante el solsticio de invierno. ¡Puedes aprovechar esto y tomar una foto de tus piernas soñadas!

7. Si tienes la suerte de vivir en Wichita, puedes experimentar el solsticio de invierno en su máxima expresión.

Para experimentar a pleno el solsticio de invierno en Wichita sólo tienes que visitar nuestro propio “Stonehenge”, el Calendario Solar en Riverside Park, a sólo pasos de Riverside Wild Exhibit. “Absolutamente encantador” y “un gran dispositivo de enseñanza” son las palabras que Clonehenge -el blog con la lista más completa de réplicas de Stonehenge en el mundo- usa para describir nuestro calendario solar en Wichita.

En el calendario solar, grandes rocas amarillas, bellamente decoradas, están colocadas en círculo, y alineadas con el movimiento del sol. Hay un ojo azul, enigmático y misterioso, encima de una de las rocas. En medio de esta estructura, se ubican con precisión tres piedras al nivel del suelo, cada una de las cuales contiene un medallón con una pieza central de superficie vidriada. Al mediodía, y sólo durante días muy especiales del año los rayos del sol atraviesan el ojo azul y e impactan directamente la pieza central de los medallones.

¿Pero cuáles son estos días especiales? ¡Seguramente ya lo has adivinado! Uno de ellos es el 21 de diciembre (y los otros son el 21 de junio, el 22 de septiembre y el 21 de marzo). Sé que esto es ciencia pura, pero para mí también es algo mágico. ¡Y probablemente no soy la única que piensa así!

Calendario Solar en Riverside Park. Encima de la gran piedra erguida está el ojo azul y las tres piedras del suelo alineadas con él. Detalle de los tres medallones para los solsticios y equinoccios.

Si quieres completar tu experiencia, puedes visitar Leslie Coffee Co. o Reverie Coffee Roasters para disfrutar de una taza de delicioso chocolate caliente para toda la familia.

Para ir cerrando…

El primer día de invierno es un día especial, uno que se ha celebrado desde los inicios de la raza humana. Un día de sombras largas, de amanecer tardío y atardecer temprano. Durante el primer día de invierno, tienes la oportunidad de ver cómo un rayo de sol atraviesa un enigmático ojo azul sobre una piedra y golpea un cristal en el centro de un medallón en el suelo. Y en caso de que necesites algo más, estás a un corto trayecto de un delicioso chocolate caliente. ¡Eso, al menos para mí, hace que el primer día de invierno sea un día increíble!

Previous articleSpread Holiday Cheer with Santa, Elsa, and Anna at Stuff the Truck to Benefit Operation Holiday
Next articleWhere to Visit Wichita’s Own Stonehenge (and 7 Cool Facts About the First Day of Winter)
Eliana lives in Andover with her wife and their triplets. Originally from Argentina, she is happy to raise her kids experiencing different cultures from the places the family has lived in: Buenos Aires City, Maschwitz, Costa Rica, Arkansas, and ICT area since June 2019. So here she is, trying to keep it all together at home while working part-time as an IT Consultant, volunteering in her kid’s school, and cheering at recitals, races, and games. She also manages to steal time to do what she loves: running, riding her bike, building relationships, and writing about her adventures, feelings, and thoughts.